Opinión

Ojalá me equivoque, pero si Piñera sigue indeciso, puede venir otro Pinochet, con las consecuencias de un régimen militarista y represor. Ciertamente, el hombre es el único animal que tropieza dos y más veces con la misma piedra.
En lo personal estoy satisfecho con la movilización nacional del pasado 16N. Tanto en Caracas como en las ciudades del interior del país quedó establecida la clara voluntad de la nación en contra del usurpador.
Otto Jansen habla, en su columna, sobre el poderío de las bandas armadas y cómo en un pueblo minero sin ley el crimen amenaza a un gobernante local oficialista.
El socialismo del siglo XXI, perspicaz, al ponderar su experiencia de 30 años, en 2019 cambia de vestido y se hace progresista, para seguir simulando.
No hay que subestimar la narrativa de estos regímenes socialistas latinoamericanos. Han tejido su cuento de hadas y con eso han atrapado la atención, no sólo de latinoamericanos, sino de europeos, gringos e incautos en todas partes.
Template by JoomlaShine