Opinión

Y si a alguien, a estas alturas, le quedaba alguna duda, siquiera mínima, sobre la necesidad impostergable de que se vayan, tenemos el caso de la negativa a recibir ayuda humanitaria, en especial medicinas, para una población que se muere de mengua.
Lo que habrá que ver es cómo se comporta la suerte con los argentinos y con los brasileños en general y qué les depara el futuro. Estos ya han tomado un camino y aquellos lo decidirán en octubre y recién ahí habrá un horizonte más despejado y se podrá vislumbrar, por lo menos, quiénes, efectivamente, tienen más suerte.
El 12 de febrero de 1814, día de la batalla de la cual se cumplirán 200 años, queda inscrito en los anales de Venezuela para siempre como ejemplo de verdadero patriotismo y constante voluntad de una patria ejemplar a la cual es difícil vencer.
Un desafío a considerar en el diseño de esa nueva Venezuela, es cómo revertir las migraciones internas de nuestros campos sufridas durante casi un siglo de explotación petrolera.
Lo que les llevó años destruir al régimen, no se puede solucionar en unos días. Hay que tener paciencia, que vamos bien. No escuchen voces agoreras. Del apuro sólo queda el cansancio y les repito, ¡vamos bien!
Template by JoomlaShine