El dirigente de La Causa R, Andrés Velásquez, sostiene que las condiciones en el país están dadas para una convocatoria a paro nacional, de la cual se hagan partícipes todos los sectores, y sirva de acompañamiento a las protestas que han surgido espontáneamente en diferentes gremios, como el de la salud y educación.

Los trabajadores volvieron a protestar este lunes, lo que obligó a la empresa a implementar un plan de contingencia para las áreas operativas.

Enfermeras de los hospitales de Ciudad Guayana se mantienen en protesta ante la exigencia de salarios dignos, por lo que solo atienden estrictas emergencias. Como ellas, que alegaron que el salario no alcanza ni para una panela de jabón, otros trabajadores se han visto obligados a tomar las mismas acciones: empleados y profesores universitarios también están de paro y los maestros estadales cumplieron 21 días de huelga.

El proceso fue postergado, una vez más, para el 11 de julio. En Ciudad Piar los trabajadores trancaron los portones de acceso a las minas de mineral de hierro y pidieron al presidente de Ferrominera Orinoco tender puentes para su excarcelación.

“La semana pasada recibimos la sorpresa de que la quincena fue de 500 mil bolívares y con los descuentos, quedaron en 128 mil y 390 mil bolívares”, precisó la trabajadora Karla Valladares. El monto no les permite cubrir ni siquiera los gastos de movilización de la residencia al trabajo.

La declaratoria de asamblea permanente arrancó el miércoles de la semana pasada con una asamblea general. Hasta este viernes, acumula ocho días en las 37 escuelas del municipio Caroní y otras decenas más en el resto del estado Bolívar. La Gobernación solo ha respondido que realiza las gestiones para el desembolso de recursos por parte de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre)

Junto con el Frente Amplio Venezuela Libre, trabajadores de la salud protestaron por el colapso que ha generado la falta de insumos y medicamentos, prometidos por los gobiernos regional y nacional, mientras cada día se paralizan más áreas en los hospitales de Ciudad Guayana.

Enfermos de cáncer. Seropositivos. Pacientes renales. Trasplantados. Familiares. Organizaciones no gubernamentales: todos se unieron este martes en una protesta que, aunque comenzó como exigencia de programas de trasplantes y de diálisis terminó como jornada de repudio en contra de un ministerio y, por añadidura, contra un régimen que se empeña en disminuir su calidad de vida al convertir en desaciertos las políticas de Estado: tal y como ocurre con la seguridad y con la alimentación, por decir lo menos, hoy la salud es uno de los derechos menoscabados en la Venezuela chavista. Por ello, lo de ayer fue, sin duda, un acto de rebelión ciudadana.

Organizaciones no gubernamentales, iglesias y  embajadas se pronunciaron en contra de los atropellos dentro de uno de los símbolos de opresión del régimen madurista.

Médicos en el estado Bolívar se pronunciaron contra las agresiones y amedrentamientos que han sufrido profesionales de la salud por denunciar la crisis hospitalaria en el país, la cual abarca entre un 80 y 90% de escasez de insumos.

Página 1 de 48

Los centros de coordinación policial Cachamay, 11 de Abril y Roscio han sido atacadas con armas de fuego y granadas en apenas cuat...

En otro caso en el que convergen el hacinamiento carcelario, la permanencia de reos en centros de detención preventiva y descontro...

Allanamientos violentos y sin órdenes judiciales suceden en la entidad desde 2017, efectuados por los oficiales. Los vecinos han d...

A Víctor Manuel, de 18 años, lo encontraron decapitado. Su cabeza estaba incrustada entre las rejas de una casa de la invasión La ...

El director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), Roberto Briceño León, estuvo en un foro de la Escuela de Derecho de la...